el llamado

Pinto porque brota de mi cuerpo, es mi voz expresada en trazos sentidos, pinto porque es el modo intuitivo que encuentro para dialogar con el mundo exterior.

el movimiento de los pinceles como extensión de mi cuerpo, la danza libre con el agua y las emociones, de aquí afloran los colores que se expanden en el espacio.

Amo las texturas, trabajar con las manos, recuperar lo ancestral, el hacer pausado, disfrutando de cada pincelada, trabajar con las manos y los pies deslcalzos, la música y el silencio, la luz cálida y las sombras, el encuentro de la fuerza y la armonía que habitan en mí como opuestos, y me recuerdan que la belleza habita en la unión de lo diverso.

la antesala

Verás, en octubre de 2011 renuncié a mi proyecto artístico, aceptando un trabajo estable bien pago.

Llevaba siete años, en mi pueblo de origen en Argentina, intentando convencerme de que había hecho bien y era feliz. En un lugar donde no encajaba, rodeada de gente que según el humor del día me trataban como la mejor o la peor, sin intermedios.
Mi autoestima estaba herido, pero sentía un deseo profundo de conectar conmigo misma, empezaba a creer en el amor propio, y me animé a planificar un viaje sola.

un destino dos encuentros

En Abril de 2018 llegué a Bangok tras 27 hs de vuelo y con la ilusión de una niña en el día de sus cumpleaños. Fue el primer destino que haría los próximos 40 días. Luego de recorrer la primer semana en soledad y silecio, decidí que sería bueno compartir con otras personas.
En Siem Reap Camboya se acercó a un muchacho español a contarme su viaje, hablando coincidimos que estaríamos los dos en Nom Pen al mismo tiempo y dedimos compartir esta parte del viaje.

Fuimos a Koh Dach la isla de la seda. Llegamos en el barco local, rodeados de trabajadores y ningún turista. Ni bien bajamos había un puesto de alquiler de bicicletas, era difícil de adivinar cual estaba más vieja y destartalada, pero lo llevaba una mujer especialmente simpática y amable, así que hicimos trato. A ella le pregunté donde podía encrontrar seda, una vez más sonrió y me dijo que la siguieramos. pedaleamos y para mi sorpresa llegamos a la entreda de su hogar. Rodeado de mangos y sobre el suelo de tierra destacaba un antiguo telar, de esos que cuentan la historia de generaciones. Ella se descalzó frente a él, tomó asiento y con orgullo y gran habilidad comenzó a tejer.

Era un espacio humilde colmado de belleza, yo aún no lo sabía, pero ese momento me marcaría para siempre…

retorno

La vuelta a casa fue un verdadero torbellino de sucesos.
El trabajo me mostraba mi versión desencajada, poco había allí de lo que realmente quería, y por si fuera poco tenía el dejo amargo de haber querido conocer más a mi compañero de viaje. Y sabes qué? el universo escucha…

datsusara, el momento de renunciar a todo

El 6 de marzo de 2019 con solo una maleta de 23kg y mi perra Kiara, llegué a España, me esperaba mi pareja, mi compañero de viaje, nunca mejor dicho.
Nos mudamos a Frigiliana y emprendimos nuestro proyecto de vida. Este pueblo te enamora con facilidad, hueles la sal del mediterraneo y el romero de las montañas, lleva el ritmo lento de sus cuestas, y te embriagas de blanco y naturaleza. En este lugar volví a conectar con mi creatividad.
Empecé timidamente a conectar con mis manos, a pintar, y poco a poco conecté con los pigmentos, las fibras naturales y el agua, una parte de mí que había enterrado floreció.

maternidad salvaje

En agosto de 2020 después de 30 hs de contracciones sentí morir una parte de mí para volver a nacer junto a mi hija.
Los primeros meses de maternidad me sentía vulnerable y a la vez con una fuerza animal, mamífera, salvaje. Las prioridades cambiaron, el ego se amanzó, honré mi cuerpo, me reconcilíe con mis modos, las dudas sobre mis capacidades se difuminaron, mi amor por la pintura creció aún más.

tiempo de expansión

el último año me he formado en dirección creativa para dar el salto y expandir mi arte.
Éste, mi proyecto lleva el ritmo de la presencia, de lo hecho con las manos y el alma, avanza suavemente a medida que evoluciona mi familia. Ambos son mi refugio, me sostienen y me ayudan a ser mejor.

con voz propia

Mi búsqueda personal es el equilibrio, la flexibilidad, atender el presente, llenar los espacios de calma.

es_ES
Scroll al inicio